Temperatura del color en la iluminación: Luz día, luz blanca y luz cálida

Para comenzar hablemos sobre los grados Kelvin “K”, estos nos indican el tipo de color que tendrá la luz de un bombillo en la iluminación de un espacio. Existen tres tipos de colores de luz: blanco cálido, blanco puro y blanco frio. Cada color suele tener una aplicación en la iluminación.

El blanco frío es ideal para instalarlo en lugares donde se busca la máxima iluminación de bombillos posible, es conocida como “Luz Día” y es usada en espacios como garajes, depósitos, patios, etc.

El blanco puro, también reconocida como “Luz Blanca” está indicado para usar en lugares de trabajo como oficinas, estudios, cocinas y salas de baño entre otros. Su nivel de intensidad en color es un poco más baja pero su apariencia de color es blanca.

Por último la luz con un tono amarillento es la conocida como blanco cálido. Proporciona un color similar al de los bombillos incandescentes, esta indicada para habitaciones, sala de estar, espacios íntimos, etc., ya que brinda un tipo de luz más de ambiente.

Cuando vamos a comprar un bombillo debemos consultar en la etiqueta la temperatura los grados Kelvin “K” para saber qué tipo de luz nos proporcionará. A continuación se muestran los tipos de temperatura del color más comunes en el mercado y que te servirán de guía para seleccionar el color de iluminación que buscas implementar:

 

TIPO DE LUZ / COLOR DE LA LUZ

3.000K = Blanco Cálido “Luz Cálida”

4.500K = Blanco Puro “Luz Blanca”

6.500K = Blanco Frio “Luz Día”

Últimos Articulos